¿Se puede comprar la felicidad?

¿Cuántos de nosotros vivimos enajenados? es decir ajenos a nuestros propios deseos, a nuestra propia esencia. Este es uno de los tantos cuestionamientos que mi mente y corazón me hacen. La mayoría de tiempo la mente deambula mientras leemos, hablamos con otras personas, tomamos café e incluso cuando tenemos sexo.

Leer más

123...10...Last »

Auspicios

Post Facebook
MishkyAD
Llegó el ceviche a domicilio