Metas de un #Ecuayorker para el 2017

Son casi 15 años que vivo en Nueva York. He aprendido muchas lecciones. Todas las lecciones son experiencias. Estas experiencias han sido de aprendizaje o de crecimiento. Llega la fecha en donde todos nos trazamos metas.

Metas con las que empezamos cada año y al transcurrir de los meses se van olvidando. Creo que siempre me ponía la meta de mejorar mi salud, mejorar mis finanzas, mejorar mi relación con mis familiares y amigos.

Como todos los ecuatorianos que vienen a otro país, me es muy difícil encontrar el tiempo para poder cumplir las metas que trazo al inicio del año. Es casi imposible encontrar una hora para hacer ejercicio. Pregúntale a cualquier madre o padre ecuatoriano y te dirá que si tuviera una hora más tal vez lo que haría es compensar la falta de sueño.

Lo que dejas de hacer determina lo que puedes hacer.

Encontrar una hora para educarse en finanzas es otra tarea monumental porque justamente tratamos de trabajar más para que nos alcance lo que ganamos a la semana.

Tratar de hablar con amigos o familiares y estrechar lazos de amor, cariño y amistad es un sueño que se hace cada vez más difícil por que siempre nos falta tiempo.

Como les comentaba, siempre me he puesto metas para tratar de mejorar una de éstas áreas en la vida. Lo que me di cuenta este año es que lo que nos detiene son aquellas cosas que hacemos en vez de hacer las cosas que debemos.

Cabe señalar que estoy hablando estrictamente de negocios.

Este año fue un año de decisiones muy difíciles. En general, valió la pena los riesgos que tomé y las cosas que pude lograr. En base a todo lo aprendido quiero compartir con ustedes una lista. 

Esta lista se llamaba “Lo que dejaré de hacer este 2017”, pero gracias a que me recordaron que los artículos negativos no funcionan para cambiar conductas, la pude redefinir con una lista afirmativa que al contrario define lo que tengo que hacer.

¿Qué es lo que nos roba más el tiempo y qué haré al respecto?

1. Contestar de inmediato todos los emails que nos llegan. Esto nos quita al menos 3 horas diarias. Es decir casi 15 horas a la semana. Entonces mi resolución es:


2. Aceptar reuniones sin saber de lo que vamos a hablar. ¿Cuántas veces nos citan a una reunión y no sabemos para qué?. Esta es una de las peores formas de gastar el valioso tiempo. Te llaman y te dicen me gustaria conversar contigo, tu dices bueno esta bien. Te reunes y es para algo que tranquilamente lo podias resolver con un correo o un texto. Por lo tanto desde ahora:


3. Contestar el teléfono a cada momento. Con tantas llamadas de promoción, con tantas llamadas sin sentido, perdemos tanto tiempo que es mejor apagar el teléfono y revisar después. Solamente si YO fuera el presidente de los EE.UU., mi presencia u opinión serían indispensables y el contestar o no contestar cambiarían la historia. Por lo tanto no creo que el contestar o no contestar de inmediato afecte el curso de la vida de alguien. ¿Y si es una emergencia?. Pues para eso está el 911. Aunque he tratado de hacerlo prometo:


4. Trabajar 7 días a la semana, 20 horas diarias. Yo he sido culpable de trabajar todos los días y de dejar de disfrutar de las reuniones con amigos, familiares. El trabajo no es toda la vida. Sus compañeros de trabajo no deben ser sus únicos amigos. Hay que respetar una reunión familiar tal como respetamos una reunión de negocios. Estar contestando E-mails todo el fin de semana no es manera de pasar el poco tiempo que tenemos en este planeta. La vida es tan corta que no puede reducirse a pasarse solo trabajando. Para poder pasar más tiempo con mi hijo Nicolás voy a:


5. Invertir en personas que no valoran tu tiempo. Esas llamadas inesperadas, esas peticiones de que solo unos minutos. He invertido muchísimo tiempo en personas que en realidad no valoran el tiempo. Es muy bueno invertir en personas que te añadan valor a tu vida. Que te valoren como persona, que valoren tu tiempo. Definitivamente este año para cumplir mis metas dejaré de dar tiempo o invertir en personas que no vean al tiempo como lo más valioso del mundo. Ni el dinero puede comprar tiempo. Por lo tanto:


Si no priorizas, todo será urgente e importante. Si defines la tarea más importante para cada día, casi nada parece urgente o importante. A menudo, es sólo una cuestión de dejar que sucedan cosas “poco indeseables” (devolver una llamada telefónica tarde y pedir disculpas, pagar una pequeña cuota tarde, perder un cliente irracional, etc) para conseguir las cosas importantes.


Marcelo Rodríguez llegó a los EE.UU. en enero de 2002. Su experiencia digital se remonta a 1995. Trabajó con Coca Cola, Lloyds Bank de Londres, en Ecuador, y el Ministerio de Turismo del Ecuador. Es ponente para la Universidad de Nueva York (NYU) Digital Clase Estrategia, y para la Administración de Pequeños Negocios (SBA). Ha trabajado en proyectos con Google, Hispanic Federation, New York State Department of State, New York State of Health, the Woodrow Wilson National Fellowship Foundation, Toyota, American Express entre otros. Actualmente fundó una compañia de inversión DMPR Group mediante la cual ha ayudado a iniciar varios negocios.

Comments (4)

  • Avatar

    Daniela

    |

    Necesito aprender a ver la vida de este modo. No quisiera quitarte tu tiempo, quisiera que me ayudes a invertir el mío… Si me regalas ese espacio ganarás más que dinero, tendrás la inmensa satisfacción de ayudar a alguien…

    Reply

  • Avatar

    ana

    |

    I understand completely what you are saying. We have to take inventory of our time and how we are spending it. I have encouraged business managers solo business owners and other self employed persons to review and assess how they spend their time. As Thomas Edison once said “Time is really the only capital that any human has, and the only thing he can’t afford to lose”

    Reply

  • Avatar

    Javier

    |

    Marcelo:
    Se ve muy serio en las fotos y ojalá que su vida no sea tan esquemática. Al final, es más agotadora porque hay que pensar demasiado en esa dinámina de ahorrar horas y minutos. Es mejor vivir, así sea dos días agotadores de trabajo y luego tres días de recocha… Espero que cuando lo llame me conteste el teléfono, porque no soy el presidente Obama, pero si puedo invitarlo a disfrutar con más intensidad y pasión que ese político. Acabo de llegar del gimnasio y me retiro a escuchar blues, mi pasión. Un abrazo fraternal de su amigo de siempre, JavierC

    Reply

    • Avatar

      Marcelo Rodriguez

      |

      Estimado Javier. Primero gracias por hacerme caer en cuenta lo que hacía entender en el artículo. Lo que trataba de expresar es que si YO fuera el presidente, solamente en esa circunstancia, mi opinión o contestación a una llamada tendrían consecuencia. También hablada estrictamente de negocios, no de familia, ni amigos. Justamente trato de cortar el tiempo que invierto en negocios para poder invertirlo en lo que tiene sentido en la vida, que es la familia y amigos. Estoy muy centrado en el 2017 en trabajar muy poco y pocas horas. Espero terminar el 2017 con un promedio de trabajo de 4 horas diarias y maximo 4 dias a la semana.

      Reply

Leave a comment

Copyright © 2017 TheEcuayorker. TheEcuayorker.com es una compañía de DMPR Group