La lección de “Chucho” Benítez: Nadie es profeta en su propia tierra

Nadie es profeta en su propia tierra. La muerte de Christian “Chucho” Benítez me ha hecho reflexionar mucho sobre esta frase. Las redes sociales se han invadido con mensajes y lamentos tras la partida de este joven jugador, sin embargo lo que más me sorprende, es el cambio de actitud de los ecuatorianos. Hace un […]

Nadie es profeta en su propia tierra. La muerte de Christian “Chucho” Benítez me ha hecho reflexionar mucho sobre esta frase. Las redes sociales se han invadido con mensajes y lamentos tras la partida de este joven jugador, sin embargo lo que más me sorprende, es el cambio de actitud de los ecuatorianos. Hace un par de meses o semanas Chucho Benítez fue muy criticado en Ecuador, incluso muchas de las derrotas de la selección ecuatoriana le eran acreditadas a el. Sin embargo, tras su muerte los ecuatorianos no hemos parado de decir todas las cosas buenas que tenía e hizo el Chucho.

Como sabemos, Christian Benítez se convirtió en goleador máximo del equipo mexicano Club América. En aquel equipo encontró un apoyo incondicional que lo llevó a convertirse en estrella y ahora tras su partida, en leyenda. La acogida, el reconocimiento y el dolor que siente y a demostrado el pueblo mexicano tras la partida del Chucho ha sido incomparable. Sin embargo, esa misma actitud de apoyo y de orgullo se vio en los ecuatorianos solo después de la muerte de Benítez.

En el 2009, Alex Aguinaga, hizo un llamado de unión a la comunidad ecuatoriana en el cual menciono esta frase: “Cuando empiezas a desunirte, empiezas a desaparecer”. Por el apoyo del pueblo mexicano, el “Chucho” Benítez llegó a la grandeza. Lamentablemente, esto no solo es cierto para futbolistas, o artistas, sino también para todos los ecuatorianos; el apoyo nos ayuda a alcanzar grandes cosas.

Debemos evitar la actitud y la mentalidad competitiva, y hasta egoísta, de la idiosincrasia ecuatoriana. Por ejemplo, los ecuatorianos que vivimos en Estados Unidos, en Nueva York específicamente, cada año vemos como entre ecuatorianos se crea una competencia innecesaria. Por ejemplo, existen más de 10 cámaras de comercio y comités cívicos ecuatorianos que, con un mismo propósito, no trabajan juntos. En el mes de agosto, recordamos también el problema de como por ejemplo en Nueva Jersey se realizan festivales ecuatorianos por la unidad de nuestra gente, lamentablemente a la misma hora y en lugares distintos. La solución esta en unificar, y colaborar dentro de nuestra comunidad.

Más allá de no ser profeta en nuestra propia tierra, todos debemos mentalizarnos en apoyar para que todos lleguemos a ser grandes y mejores. Es necesario reflexionar acerca de las cosas en qué estamos fallando y buscar maneras para resolverlas. Artículos de opinión como este talvez son el punto de inicio para crear un cambio en nuestra forma de ser y entrar en un diálogo constructivo. Seamos profetas en nuestra propia comunidad.

 

Por Silvia Echeverría, @EcheverriaSil

  Síguenos en: Facebook, Twitter, Google+
… suscríbete a nuestro canal de Youtube para lo último de regiónQ Magazine.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *